¿dóndevamossindepilar?


Saturado de miseria
20.noviembre.07, 11:00
Filed under: compromiso, derechos humanos, dicen, fauna, flora, lugares, pobreza

Es la única forma de definir cómo terminé el lunes pasado. El Instituto María Auxiliadora de Tegucigalpa (mi hogar aquí) tiene un turno de tarde (vespertina) al cual asisten alumnas becadas por su especial situación de escasez de recursos. Las hermanas me ofrecieron acompañarlas a las visitas que hacen dentro del proceso de selección de becarias. Las visitas serían durante toda la semana aunque yo sólo pude acompañarlas de lunes a jueves porque el viernes viaje a San Pedro Sula.

Si las visitas las empezamos a hacer a las 8 de la mañana el lunes, debo reconocer, que a las doce del medio día, estaba emocionalmente hundido, estaba saturado de miseria; y todavía me quedaban cuatro horas del lunes, y todavía me quedaban tres días más de visitas. Creo que no puedo describir las sensaciones, las percepciones y las impresiones que me asaltaron durante esas primeras horas. Ni tengo palabras, ni tengo imágenes, lo siento.

Pero a todo se acostumbra uno ¿no? Y en las visitas nos acompañaba Don Carlos, una persona que dejó todo por dedicarse al servicio a los demás. Sí, como suena. Don Carlos me invitó a acompañarle el martes, junto a otro grupo de voluntarios al reparto de cenas que organizan las Misioneras de la Caridad por los barrios más pobres de Tegucigalpa. No quiero discutir sobre la idoneidad o no del asistencialismo, no viene a cuento. Dicen que la Madre Teresa de Calcuta, uno de los días que salía a trabajar a las cuatro de la mañana con los más pobres entre los pobres de Calcuta, se encontró el cuerpo de un anciano al que ya estaban devorando los gusanos. Ella empezó a limpiar al anciano moribundo cuando él abrió los ojos y pregunto a la Madre Teresa por qué hacía eso. Ella, sin dejar de atenderle, le respondió: “porque Cristo no puede estar así”. Le llevo a la casa y le cuidó hasta que, unos días después, tuvo una muerte digna.

Del martes noche tengo algunas palabras y algunas imágenes. Algunas palabras de ejemplo son: niños, hambre, frío, lluvia, prostitución, resistol (pegamento), abuelita… Y las imágenes salieron en un semanario católico este fin de semana. No las he conseguido, si las consigo actualizo el post. Lo que sí he encontrado ha sido un vídeo sobre resistoleros…

El miércoles, después de las visitas de ese día, Don Carlos me llevó a Casa Belén, un lugar de encuentro para alcohólicos donde reciben terapia, asistencia médica primaria, un plato de comida y educación para adultos. Y en el futuro también podrán asearse, aprender algún oficio en el taller y realizar actividades de ocio. Todo gracias a un par de hermanitas y voluntarios de la ONG hondureña con tirón español ACOES.

Punto y aparte. He subido a cincuento el comienzo de un relato de Isabel Allende con el que me identifiqué mucho cuando lo leí. Creo que los escritores latinoamericanos tienen una sensibilidad especial y, en relación con esto, no voy a hacer ningún comentario sobre el asunto de Chávez y el rey en la pasada Cumbre Iberoamericana, pero sí voy a recomendar la lectura del siguiente artículo de OPINIÓN de Mario Vargas Llosa.

Y otra vez cambio de tema. El sábado, en mi viaje a San Pedro Sula, visité el merendón, una cordillera considerada el pulmón de esta ciudad. Una reserva forestal que, en mi opinión, es casi un homenaje al equilibrio ecológico. Y hablando de medio ambiente, os he subido el trailer de Refugiados de la Tierra, un documental sobre cambio climático que está a punto de terminar de producir Rebequita con la Fundación Escenarios de Solidaridad.

Y ya por último, de verdad: hace unas semanas mencioné un concuurso de fotografía de www.idealistas.org. Pues bien, yo me animé y mandé una foto así que ya me podéis votar en esta dirección. El inconveniente es que hay que registrarse. Si véis alguna foto mejor que la mía (que las hay, y muchas) no votéis :p

Anuncios

7 comentarios so far
Deja un comentario

Mucha fuerza, amigo. Tu narración me trae recuerdos y me siento identificado en muchas cosas, en otro país, otro momento. No conozco la realidad hondureña pero me temo que la miseria uniformiza a los pobres del mundo y, quizás, puedo imaginarlo.
Ahora estás al otro lado… Los ojos llegan pronto, pero el corazón y la cabeza sufren para cruzar esa puerta 🙂 Eso sí, fuiste allí para cruzarla ¿no?
Un abrazote,
David

Comentario por David

Creo que es un problema de dimensiones, de tamaño. En España hay pobres, enfermos, sin-techo, marginados, excluidos, jóvenes en situación de riesgo social… y lo he visto, claro que lo he visto, y soy consciente de esa situación porque he trabajado en ella, y esa misma consciencia creo que es la que me trajo aquí. Pero es como si aterrizaras en uno de los mapas de pobreza de los de worldmapper y te haces consciente de las dimensiones. El tamaño sí que importa 😀
En fin, que es lo que hay, que gracias por el apoyo y por lo que haces porque cada vez tengo más claro que hay más trabajo allí que aquí, o, para ser más exacto, el trabajo más difícil está en ese lado de la puerta. Un abrazo.

Comentario por miguelmie

Hay mucho trabajo en todas partes, me temo. Pero yo no me refería a España con mi comentario 🙂 Me refería a Perú, a India, a Nepal… Alguno de esos sitios en los que he tenido la suerte de poder estar en temas de trabajo. Fueron estancias breves, ya me hubiera gustado a mí pasar más tiempo para no quedarme en la superficie, para profundizar…

Efectivamente el tamaño sí que importa. O más que el tamaño la distancia. La distancia entre lo justo y lo injusto, entre la exclusión y los derechos humanos. Pobres hay en todas partes, pero en algunos lugares hay más abismos y menos cuerdas.
Lo dicho, mucha fuerza 🙂

Comentario por David

Ya sé que no te referías a España :p Hay algunas de tus fotos de la India que se me grabaron. El problema es que cada vez tengo más claro que las herramientas para el cambio no están en estos países. Ni si quiera las herramientas para su propio cambio. Muchas veces dan ganas de coger el mundo y zarandearlo o ponerlo bocabajo 😀
Gracias por la compañía 😉

Comentario por miguelmie

Cuando yo estuve en India, me resultó curioso encontrarme de bruces con la MISERIA (asi, con mayusculas). La verdad es que durante mi estancia tuve una avalancha de sentimientos, sensaciones y porque no contradicciones. Resulta curioso encontrarte con gente que no tiene nada y ver como cambian los valores, las concepciones de cosas tan simples y a la vez complejas como es la felicidad. A veces me preguntaba si eramos nosotros los que haciamos algo por ellos, o eran ellos los que hacen algo por nosotros. Es dificil solucionar problemas tan grandes de miseria, pero es seguro que vuestra presencia alli es un pequeño bálsamo en su muchas veces complicada vida.

Te dejo como regalo un poema de Borges que me mandaron cuando estaba alli, y que me gustó, y es que con todo… uno aprende.

Un besito y mucho ánimo!!!!

Rebeca

Y UNO APRENDE

Y uno aprende…
después de un tiempo,
uno aprende la sutil diferencia
entre sostener una mano
y encadenar un alma.

Y uno aprende
que el amor
no significa recostarse
y una compañía
no significa seguridad.

Y uno empieza a aprender….
que los besos no son contratos
y los regalos no son promesas
y que uno empieza a aceptar sus derrotas
con la cabeza alta y los ojos abiertos.

Y uno aprende a construir
todos sus caminos en el hoy,
porque el terreno del mañana
es demasiado inseguro para planes…..
y los futuros tienen una forma
de caerse en la mitad.

Y después de un tiempo uno aprende
que si es demasiado,
hasta el calorcito del sol quema.
así que uno planta su propio jardín
y decora su propia alma,
en lugar de esperar
que alguien le traiga flores.

Y uno aprende….
que realmente puede aguantar,
que uno realmente es fuerte,
y que con cada adiós uno aprende

(J. L. Borges)

Comentario por Rebeca

Gracias Rebeca… Ese poema ya está dos veces en este blog, pero me alegro 😀 Unos días antes de venir para acá recibí un correo de Eva (una compañera voluntaria en Mozambique) con ese poema y no aguanté la tentación de subirlo. Y me alegro porque la tristeza que da comprobar la universalidad de la miseria la contrarresta la felicidad que da comprobar la universalidad del compromiso y de la poesía 😀 Besicos

Comentario por miguelmie

[…] ya para despedirme pues nada contaros que ayer también vi cosas que casi hubiera preferido no ver y que tampoco voy a intentar describir. Estuve en urgencias pediátricas del Hospital Escuela de […]

Pingback por Con la cabeza loca « ¿dóndevamossindepilar?




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: